miércoles, 27 de mayo de 2009

DOÑA ASUNCION Y SU RECUERDO




-Hola Doña Asunción

-Hola Doña Etelvina como anda

-con ganas pero ya lo ve desperdiciada, solitaria y triste en este pueblo.

-porque me dice eso?

- pensé en rejuvenecer y empecé hacerme masajes en el vientre con una maquina con correas que le compre al turco, al principio me sentía como una odalisca subiendo y bajando exclamando sensaciones con mis labios

-y que paso ?

- que una de la correas se me corto, una teta la tengo en mi cuello y la otra en el ombligo porque no podía parar la maquina y para colmo de males me olvide de sacarme el aloe vera con que me había untado la cara y fíjese con tanto movimiento de alegria hasta la boca me quedo torcida-

-mire Ud. pensé mal creí que era la dentadura que le hizo ese aprendiz de dentista perdóneme por ser mal pensada

-esta bien y Ud. Doña Asunción

-acá lo ve sentada y mateando en la sombra dejando que las brisas me acaricien

-acaso esta resignada? con su cuerpo gordito veo que ya no quiere enrularse y su cara no lleva mas ese talquito que se ponia antes cuando salia a tomar mates, para que las mujeres al verla la envidiaran

-no me joda Etelvina no ve que tengo en mis ojos unas lagrimas contenidas

-si las veo, al igual que sus piernas pintadas de color rojizo

-es que esta mañana estuve haciendo vino patero

-y eso que tiene que ver con sus ojos,

-es que cuando vivía el jacinto pisábamos juntos las uvas y me entraba la tentación en el cuerpo

-de chuparse todo el vino

-no mujer por ver como su pajarito revoloteaba entre sus piernas,

- acaso las pisaba desnudo.

-así es, primero se bañaba y después entraba como Adán a la cuba de madera y empezaba conmigo a pisar las uvas.,

-también Ud. estaba desnuda

-Si mujer como Eva en el paraíso sin manzana pero el diablo en el cuerpo y la viborita cerquita

-Como le brillan los ojos cuando me habla no sabia que se hacia así, que emocionante, ahora se explica lo de los ruleros térmicos y el talco cobrizo que se ponía hummm..... como habrá sido para que tanto lo recuerde

. -no sabe Doña lo que es sentir como las uvas, al pisarlas va emborrachando las piernas
el diablo prende el fuego en el corazón y el deseo va encendiendo la hoguera.

-mire lo que es no saber, fíjese si hubiera sabido le hubiera dicho a mi Aniceto
Que le gusta tanto el vino

-no sabia que a el le gustaba pisar

-no se si pisar, pero chupar le dicen el drácula tabernero, lo bien que hubiera sido que se ganara los tragos pisando las uvas conmigo así antes de mamarse vería mis ojos de gata

-Entonces comprenderá porque mis ojos tienen esa nostalgia

-Si pero dígame que tiene que ver sus ojos con las piernas sin lavar

-Es por mi pobre cotorrita compañera inolvidable también añora su pajarito en el nido y le dejo un poco el olor a vino para que recuerde lo que ha vivido.

-Eso es sadismo mujer

-le parece, sadismo es lo que hace el indio jerónimo cuando sale con luna llena

-cuénteme que es lo que hace

-otro día se lo cuento ahora déjame soñar despierta

-bueno la dejo con su recuerdo y yo me voy a quejar al turco-

Continuara…..

Eduardo Nieto Mújica

viernes, 1 de mayo de 2009

EL ENVIAGRADO




La tarde se asomaba en el silencio de mi rancho, el parral con sus hojas derramaba su sombra acudiendo a la cita que el destino me cedía para albergarme en la siesta.

En esa hermosa paz, una brisa suavecita y calida acariciaba como una mano de seda mi cabecita pelada, que otrora fuera la portadora de grandes rulos, donde una vincha los contenía.

Allí recostado en mi reposera, entre medio de recuerdos, mi mente se daba por complacida y respirando profundamente entraba por esa puerta donde el sueño me esperaba.

Alejado de todo, de repente unos gritos me abrieron de golpe los ojos y quedando como un búho, mire alrededor buscando quien carajo había sido el osado de sobresaltar a don Evaristo el gaucho.

Atento a que si bien volvió el silencio, me quede pensando que será lo que habrá pasado me entraron a dominar las intrigas y como tengo genes de mi abuelo gendarme se me dio por ir a investigar que había sucedido.

Me calce el facon entre mi faja, agarre un honda y balines y salí en búsqueda de lo había pasado.

Al poco de caminar me encuentro con el Gumersindo cabeza abajo metido de cabeza en una laguna, me acerque con sigilo, no iba a ser cosa que aquel que lo había matado todavía estuviera cerca.

Para mi asombro vi de pronto que el Gumersindo, sacaba la cabeza para respirar, entonces le pregunte que le ha pasado hombre esta embriagado, tanto vino se ha tomado que empezó a los gritos no dejándome dormir.

No don Evaristo peor, Ud. sabe que tomo pastillas no?, si lo se, pues ayer ha venido Doña Lucrecia la enfermera que trabaja en la salita medica del pueblo a tomarme la presión.

-Y cuente que paso, no va a creerme al tocarme el brazo me entraron ganas de mimos.

-Y siga que paso?

-Me dijo no quiere que le cebe unos matecitos, mientras conversamos, claro que me gustaría.

Y entre mate y mate me empezó a decir

-Ud. sabe que ha salido una pastilla para enamorar?

- No lo sabía, pues déjeme decirle que ahora no quedan pajaritos dormidos ahora todos pueden cantar.

-Vaya con la ciencia,

-Sabe Don Gumersindo mire tengo unas muestras gratis se las voy a dejar, cuando quiera tome alguna así se va acostumbrando y se renueva la sangre en su cuerpo, eso si no tome mas de un cuarto.

-Bueno lo tendré en cuenta Doña

-Hasta mañana

-Y que paso hoy?

-Que esta tarde me confundí de pastillas y me mande dos de las que trajo la Lucrecia y quede enviagrado hasta los pelos se pararon, de repente, el enano empezó a crecer y formando una carpa parecía que tenía un puñal escondido

-Y al avisarme Doña Lucrecia que no podía venir a tomarme la presión, la desesperación se me libero en un grito y corriendo me tire de cabeza a la laguna para calmar al enano

-Así que Ud. perdone Don Evaristo, fue sin querer

-Bueno si esta mas tranquilo me voy a ver si puedo seguir con mi siesta.

-Dígame no quiere llevarse alguna de esas pastillitas milagrosas así pone contenta a su mujer.

Vea Don ya mi china se quedo tranquila, entro en su etapa de menospausas y mas calores y yo que quiere que le diga con el muñequito dormido no sabe lo que es disfrutar de la paz del campo.

Eduardo Nieto Mùjica

viernes, 26 de diciembre de 2008

DON EVARISTO Y LA CURANDERA





Como es costumbre en el campo, estaba tomando unos mates en la puerta de mi rancho, la tarde era tranquila, hasta las moscas prendidas en una higuera, dormían su siesta… ¡que paz hermosa!

El perro que también dormía tirado sobre la tierra, empezó a aullar como si vinieran las ánimas y mi bombacha-pantalón se me cayó al piso del susto, fíjesen que compromiso para un gaucho que lo vieran en calzón rojo contra la envidia por ser un gaucho querendón.

De repente se hizo la noche el cielo se puso oscuro, me asuste tanto que hasta las boleadoras se me subieron, saque el facòn de mi cintura, que cuida mi raya morada (uno debe ser previsor aca en el campo) envolví mi brazo con el poncho y me dispuse a recibir, lo que escuchaba.

Y así entreverado se me vino el ruido encima y no van a creer lo que era, una manifestación de chinas vecinas que con sus cotorras desprejuiciadas levantaban polvareda, cuando caminaban con una pancarta, extrañamos al enano.

Al verme parado con el facon en la mano, empezaron desde la tranquera a gritar venimos a cantarle una tardecita al enano, no será una mañanita?

¡No, Don Evaristo!, una tardecita o es que se olvido cuando traia a el enano y nos cantaba enamorado en la siestita, déjelo salir muéstrelo queremos verlo paradito y cantando.

¡El enano esta enfermo! estresado o egualichado vaya saber que cotorra celosa al enano lo durmió.

Ante la insistencia desbordada de esas chinas con las cotorras en celo, entre a mi rancho, agarre el celular (hasta que llegaron aunque no lo crean.

Y llame a la prima hermana de la Asunción, bruja y curandera de los Yerbatales Doña Pancrasia.

¿Que le anda pasando Don Evaristo?, es que tengo al enano engualichado y se creen que estoy en huelga, no se preocupe que ya salgo para su rancho.

Al cabo de un momento, llega la curandera abriéndose paso, diciendo bueno, bueno vayan sacando turno que voy a curar al enano.

A ver Don, déjeme ver ese enano, mire Doña Pancrasia se lo voy a mostrar, pero eso si con cuidado el pobre esta acurrucado y muy asustado.

¡Uff!, como esta pobre lo vamos a tener que llevar al cementerio, ¿para que doña?, ¡para enterrarlo no se le ocurra! que es como un hermano.

¡No Don Evaristo! iremos a recorrerlo para darnos cuenta en que lugar esta hecho el gualicho.

Pero déjese de joder Doña que la noche esta por llegar y a mi el cementerio me hace recular

no me hable así Don, de que tiene miedo de los enanitos verdes

¡no! Doña de los espíritus suelen decir en el pueblo, que anda uno con una guadaña, no vaya a ser que sea el marido de alguna de la chinas y se la agarre con el enano, volvámonos Doña.

Vamos Don Evaristo déme la mano y prenda la vela, y el enano llévelo destapado que veré cuando se reanima.

No saben lo que fue entrar al camposanto, entramos por el fondo, la curandera yo y el enano cada vez más chiquito, al llegar a unos eucaliptos, el aire silbaba bajito creo que ahí fue cuando me cure de las hemorroides, seguimos en esa soledad.
Y la Doña que me dice:

¡Déjeme ver el enano como esta!, mire no creo que lo encuentre, el pobre esta muy asustado.

¡párese allí junto a ese ombú! y cuando grite imitando el aullido del lobo UD lo acaricia un poco.

La Bruja se puso a aullar y fue tal el cagazo que el enano fue el primero en salir del camposanto.


Moraleja: Si tenes el enano dormido o cansado no dejes que te apabullen con reclamos airados.

Dale un viagra y veras como el enano sale al campo relinchando

¡¡Andropausia tu abuelo, que joder!!

“La paz sea con Uds. y a mi no me abandone”

Eduardo Nieto Mujica

domingo, 21 de diciembre de 2008

LA PESADILLA DEL EVARISTO




En la puerta de mi rancho, sentado bajo un árbol, lejos del ruido infernal que hay en la ciudad, escuchaba los cantos de los pájaros y el recorrido del agua mojando las piedras de un arroyo, sentía una brisa tibia rozándome la cara y mis ojos se perdían en la hermosa llanura verde, que como un manto cubre la tierra donde descansa la pachamama.

Mi caballo atado al palenque me aguardaba para llevarme a recorrer el campo y arriar el ganado, el perro dormía su siesta y ahí en esa tranquilidad un recuerdo venia a mi mente ¿ y el enano ? que se habrá hecho de él ya ni lo siento, esta paz lo ha dejado palmado o hipnotizado y bueno total, mejor que duerma también.

De repente oigo un caballo relinchando, trayendo sobre sus ancas a la vecina de al lado.

-que hace doña Asunción montada de ese modo, se ha sacado las trenzas y dejo su pelo al viento.

-lo que ocurre don Evaristo es que he leído como una mujer llamada Godiva recorrió su pueblo montada en un caballo y solo cubierta con su pelo.

-y me dije que lindo seria imitarla voy a desatarme las trenzas y me voy al rancho de mi vecino que hace mucho que no me trae al enano.

-vea doña, lejos esta el enano de despertarse ahora, yo creo que al verla así el muy pillo se hizo lombriz y se escapo por ahí.

-es que acaso no lo conmueve mi cuerpo de Eva

-vea yo creo que ha si fue, pero UD, debe comprender que tantos pelos sueltos muy peluda se la ve.

-bueno don Evaristo como hombre listo que ud siempre me ha dicho que es, ¿porque hasta que vuelva en si el enano no conversamos un poquito?, ayúdeme a bajar que le traje una manzana.

-mire doña que lo del relato de la manzana es pura ficción y aunque bajo de esos pelos no tenga calzón, es muy difícil que al morder esa manzana se me caiga la bombacha aunque sea un gaucho querendón.

-inténtelo, pegue un mordisquito y vera como pronto el sabor fresquito lo refresca un poquito.

-bueno no voy a despreciarla como gaucho atento y cortes que soy le dare un mordisquito, espero que no halla engualichado la manzana?

-¡no que pensar muérdala con confianza.

Y no van a creer que luego de morder la manzana, los ojos se me dieron vuelta y giraban alborotados, las rodillas me temblaban, los dientes me crujían y a la vieja
peluda la abrazaba diciéndole que la quería, menos mal que al revolcarme, un abrojo se me prendió en las bolas y me devolvió la memoria.

Del susto me tire al arroyo para despertarme del todo, monte a mi moro y salí galopando a campo abierto.

La Asunción también monto su zaino y me empezó a perseguir, gritándome parase Don Evaristo que no vamos a divertir.

Así me agarro el atardecer corriendo desesperado con el sudor que me mojaba a chorros y con mi vecina a mis espaldas imitando a la Godiva, que más bien parecía un gorila que me quería comer.

Entre ese revuelo y agitado con el corazón en la boca de los fuertes latidos que el pobre pegaba, pensaba donde esta mi tranquilidad y la tardecita con mate.

Y entonces sucedió el milagro de repente me sentí sacudido y mis ojos sorprendidos se abrieron.

Era mi perro que lameteándome me despertaba.

Di un salto mire alrededor y me dije, la pucha que pesadilla, si es para no creer

Bueno "Que la paz sea con Uds. y que a mi no me abandone.


Espero haberles alegrado el corazón y si una risa les sacado me doy cumplido
¡Hasta la pròxima!

Cariños
Eduardo Nieto Mùjica

viernes, 19 de diciembre de 2008

LA ODISEA DE LAS COMADRES 2da.parte







Entre mate y mate recordaban la trompita del elefante, que una de ellas había tocado,en la oscuridad del rancho, al querer liberar a Don Evaristo de la carpa donde lo había dejado hechizado y desnudo el curandero del pueblo.

-Doña Asunción se me vino una idea
-cual doña Etelvina
-que le parece si no vamos de viaje de turismo
-adonde quiere ir
-al pueblo Tokamela ?
-no Doña Asunción ese pueblo le cambiaron el nombre los trolos
-no lo sabia ?y como se llama ahora
-Lampiños mimosos
-vaya y adonde podemos ir?
-oí por ahí que pusieron una agencia de viaje atrás del consultorio de Reabuelo
-no será del abuelo
-no mujer le dicen así porque te reanima, te reconsuela y te recoge si se cae al piso
-vaya que buen hombre, no lo puedo creer
-créalo una se siente un basurita a su lado, de tan bueno que es
-y tendrá clientes esa agencia
-me han dicho que son muchos los que viajaron debido a la tecnología que tienen ,Internet, celulares, palomas mensajeras, telégrafo y un cartero que va de puerta en puerta
-mire Ud. quien iba a pensar que pusieran una agencia de viajes en este pueblo
-ha visto lo que es el progreso, porque no vamos a ver si conseguimos algo
-y la plata.?
-usamos la de las pensiones
-pero no me joda que con eso no damos ni una vuelta a la calesita ?
-tengo que confesarle algo
-dígame
-jugué toda la pensión suya y la mía al 227
-y porque al 227 ? que es el 227
-el 27 porque le dicen así al enanito y nosotras somos 2que lo necesitamos
-ahhhhh tiene razón
-y como lo extrañamos tanto, pensé desafortunados en el amor afortunados en el juego
-y ganamos mucho
-lo suficiente para hacer un crucero por el caribe
-no me joda que me meo encima
-pues si mujer
-y vamos dejar algo ahorrado
-para que si no sabemos si volvemos
-tiene razón ya sueño con comprarme un body transparente
-y yo para rellenarme de silicona y hacer retorcer los ojos
-ay mujer porque no vamos a ver que conseguimos
Dirigiéndose a la casa del Reabuelo golpean las manos plaf plaf plaf
-Si en que le puedo ser útil, estimadas mujeres
-venimos a consultar a la agencia de viajes
-todavía no llego la niña que lo atiende, mientras tanto si quieren las puedo atender
-Ud. sabe algo de viajes?
-si tengo un sillón cama para el relax “reposaculum”
-no gracias, podemos esperar acá
-claro, mientras no perturben el silencio y no me jodan pueden quedarse sentadas
ahí en ese tronco debajo del árbol.
-bueno se agradece su amabilidad
-me pareció un poco extraviado este hombre
-puede ser antes arreglaba planchas y una vez casi se queda pegado
-así no me diga y como fue
-resulta que al hombre le picaba un testículo
-y bueno sin querer toco los cables y se produjo un corto circuito
-no me diga ?
-si le digo dicen que pegaba unos saltos mortales solo apoyado en la mano izquierda
-y la mano derecha?
-le quedo pegada a los huevos
-y como hicieron para despegarlo
-fue digno de ver, el pueblo se reunió en la plaza
-que lindo el pueblo unido jamás será vencido
-primero lo llevaron en una carretilla hasta el frente de la iglesia
-porque?
-Porque estaba endemoniado tenia una cara de loco que asustaba imagínese todos los pelos parados y una mueca como diciendo ayyy en silencio como un dibujo animado era para no creer
-y que hicieron como me lo perdí , donde esta yo carajo
-Ud. estaba durmiendo del pedo que se agarro a la noche cuando se chupo todo el vino de la damajuana porque me decía que no aguantaba la depresión
-bueno siga contando y no sea boquiabierta a ver si la escucha alguien y me tratan de borracha
-después de atarle el brazo y la piernas con una soga los vecinos empezaron a
cinchar unos de cada lado
-y que paso
-fue como un despertar de emociones
-no me diga
-si le digo mujer
-empezó a testicular
-no querrá decir a gesticular, mover la boca
-no mujer a mover los testículos
-para todo esto el curandero cantaba y danzaba alrededor de un árbol llamando a los espiritus
mire Ud.
-ha visto, no si es verdad del árbol caído todos hacen leña y este quería hacer un brebaje de testículos para venderlo como viagra liquido
-a propósito doña sabe, siempre tuve curiosidad de saber porque llaman testículos a los huevos
-porque a de ser, no sea bruta mujer, porque la misma palabra lo dice testi culos
-no entiendo
-testi. porque son testigos de ver el culo
-pero porque termina en plural,
-porque son dos mujer
-ahhhh
-le sigo contando, después de un rato tirar y tirar
-lo despegaron
-no sabe los gritos que pegaba
-gritaba mucho
-si decía déjenme que yo puedo solo
-no sabe con que cariño los acariciaba cuando lo soltaron
-me imagino pobrecito
-desde ese día empezo a caminar con una patineta entre los tobillos
-no me diga que le habían quedado ganas de patinar
-no era para llevar a los testículos que se le habían caído de tanto cinchar
-pobre y como se recupero porque no le vi la patineta
-lo han asustado con la nutria del cacique pipa grande
-y como cuénteme
-le pedieron un service para el equipo de audio de la tribu de los trolos
-y no me deje intrigada
-lo esperaron en doble fila en dirección a la carpa donde adentro la nutria del
cacique estaba con un collarcito rojo.
-pobre y se curo
-no se si se curo pero de ese dia de la impresión los testículos se le subieron hasta la garganta y ahí fue cuando le pusieron un calzón anatómico para sujetarlos
-ah debe ser por eso nos miro con cara de pocos amigos
-claro tiene prohibido emocionarse hasta que pasen unos meses
-porque ?
-por temor a que se le hinchen y se les escapen de nuevo
-mire doña esa que viene ahí no es la mujer de los viajes
-si
-me han dicho que ustedes me buscaban
-así es queremos ir al himalaya en busca de aventuras espirituales
-si como dice mi comadre nos han dicho que los peladitos de la montaña hacen un preparado con unas hierbas que rejuvenece a quien las toma en luna llena.
-ah ustedes dicen los peladitos por los lamas
-si nos dijeron que no llevan nada debajo de las túnicas debido al vapor de las grietas
-si así es por eso se le cae el pelo de tanto transpirar las pelotas
-son tan sufridos que ya lo tienen incorporados
-no ha visto la serie de hunk fu
-sabe porque le pusieron ese nombre
-no porque?
-por decir kunfuuuuu kunfuuuuuu kunfuuuu kunfuuuu cuando los sometían a las pruebas de
de inmersión en agua caliente
-que en nuestro idioma quiere decir kunfurmarse en ser espiritual y no carnal
-me asombra con su conocimiento doña
-ha visto como una lee y escucha no solo hay que tomar mate doña
-me dejo anestesiada con la boca abierta
-bueno ciérrela que hay moscas
-que lindo es tenerla de compañera de viaje comadre casi nacimos juntas y cada día me parece que la conozco menos .
-bueno termino la plática señoras
-no escuche bien que dijo
-si habían terminado de hablar así vemos adonde las puedo hacer viajar
-creí que decía si trajimos plata
-bueno la trajeron?
Continuara........

La vida es un suspiro aprovechalaaaa y reiteeeeeee

Eduardo N.Mùjica

jueves, 18 de diciembre de 2008

LA ODISEA DE DOÑA ASUNCION Y DOÑA ETELVINA






En la tardecita del campo las tibias brisas llegaban envueltas como la tentación y dos viudas tomando mate, se contaban cuando fue la última vez que el diablo las tentó y entre conversaciones, don Evaristo el gaucho machazo y solitario de la región, en la boca de una de ellas el recuerdo le llego

-Que se habrá hecho de ese gaucho cantor que tocaba la guitarra como el mejor y que a todas nos tenía enamoradas con su voz de varón, ¡si abre perdido novelas para oírlo, cuando debajo del ombú se ponía a cantar
.-porque lo iba a ver?
-si le llevaba unos pastelitos, no sabe lo contento que se ponía
-acaso Ud. no iba? a decir verdad le iba a cebar unos mates
-y tuvo algún romance
-no piense mal, solo iba en busca de consejos
-la aconsejaba mucho?
-Y si sus consejos eran muy profundos y Ud. tuvo romance?
-no que pensar, cuando tomaba mate yo le despolvoreaba las boleadoras
-y las despolvoreaba seguido
-como dos veces a la semana
-porque no vendrá mas a cantar?, como lo extraño
-sabe que yo también lo extraño mucho
-yo escuche que el tiempo lo viene ablandado
-pobre, no lo habrán engualichado
-que le parece si lo invitamos con unos mates y le ponemos yuyos del amor
-me gusto la idea, en una de esas reacciona y vuelve a cantar el pájaro que tiene adentro
-pensando en el, me siento como Eva con la manzana
-y yo con ganas de ver la viborita en el ombú
-bueno voy a ir hasta su rancho a ver si lo puedo convencer
-dígale que tenemos pastelitos.

HABIENDOSE APROXIMADO AL RANCHO DEL EVARISTO, ESCUCHA ALGO QUE LA SORPRENDIO

-Doña Asunción
-si que pasa Doña Etelvina
-me parece que el Evaristo se compro una flauta, porque llegando a su rancho escuche el sonido.
-pero no será una quena doña, porque flauta por acá no hay
-el sonido es casi parecido porque también tiene agujeritos como la quena
-doña Etel muchos agujeritos son parecidos, pero su sonido es distinto
-tiene razón, me recordó a mi finado, cuando de noche me llenaba de ruido el rancho
-porque no vamos a espiarlo
-le parece
-siii. a mi me mata la curiosidad
-bueno la acompaño pero con la condición que yo miro primero
-y si nos ladra el perro
-no lo había pensado, le llevo una empanada con pastillas para dormir
-bueno apúrese
-y por donde entramos
-por el tapial del fondo
-me gusta la idea vamos por ahí

Y ENTRE MEDIOS DE LOS YUYOS ABRIENDOSE PASO VAN LAS DOS COMADRES VIUDAS COMO SOLDADOS EN COMBATE

-porque se tiro al piso Etelvina
-no me tire me caí, pise bosta del caballo del Evaristo
-bueno veremos si trae suerte como dicen
-espero que sea verdad
-doña, sabe que tenia razón, escucho el sonido de una flauta
-miremos por esa ventana entreabierta
-ud ve algo
-veo a un hombre flaco con turbante
-algo mas
-si una carpa
-¿Cómo una carpa, una tienda de campaña? Ahí adentro y es de lona?
-¡no de frazadas!
-y el Evaristo lo ve
-no lo veo
-déjeme mirar a mi
-quien es ese flaco
-a mi me parece que ese flaco es el encantador de víboras que vino al pueblo
-ud cree que es él
-no lo se pero se parece mucho
-que estará haciendo en el rancho del Evaristo, estoy intrigada
-ve algún movimiento
-no solo al flaco con turbante mirando la carpa y tocando la flauta
-Doña Asunción, no lo estarán sacrificando al Evaristo
-que le parece si pateamos la puerta y entramos de golpe
-no es mala idea Etelvina
-lo tomamos de sorpresa al flaco lo atamos y después abrimos la carpa
-espero que el Evaristo este vivo
-doña veo movimientos
-adonde?
-en la carpa, hay algo adentro de ella que se esta moviendo
-entonces que le parece si golpeamos las manos
-tiene razón plaf plaf plaf plaf (sonido de las palmas de las manos)
-que fuerte suenan sus manos, como se nota que antes bailaba en un colmado
-no me haga acordar que me subo las polleras ya tengo el ole a flor de labios
-no me diga que usa desodorante intimo
-no una crema que preparo con pétalos de rosas
-no tiene miedo a las abejas
-por eso llevo polleras largas
-fíjese como una siempre aprende y yo que creí que me la sabia todas
-ud. no usa nada
-si me paso una loción de manzanillas por las piernas
-porque para teñir los pelos, acaso no se depila
-si mujer como piensa eso
-es que algunas con tal de llamar la atención hacen cosas increíbles y como la veo rubia últimamente, pensé quizás se dio en todo el cuerpo
-pero yo no, la uso como refresco, por los calores es como sentir la manzana del paraíso
-entonces después me dice como la prepara
-bueno se lo diré pero no la divulgue porque sino entramos en la competencia
-golpee de nuevo, parece que no la oyeron
-y si tocamos timbre
-no me diga que hay luz en este rancho
-no lo hay, es un timbre de bicicleta acoplado a un embudo para que suene
-déle tóquelo
-ringggggg…..ringggggg…..ringgggg…
-se puede saber que buscan ustedes acá
-al Evaristo, quien es ud.
-un primo lejano que vino hacerle una cura
-podemos verlo?
- Nooo, él esta en una seccion, no se lo puede interrumpir
-¡porque! que le esta haciendo?
-un tratamiento hindú
-y lo tiene escondido adentro de esas mantas
-escondido, no esta concentrándose no puede distraerse
-y ud porque esta tocando la flauta
-porque es un rito, esta bajo el influjo de un encantamiento, se cree que esta empollando huevos de elefantes
-esta hipnotizado?
-¡así es!
-y porque hizo eso
-para sacarlo del trauma
-no sabíamos que tenia traumas el Evaristo
-con razón nunca iba a ver los elefantes del circo cuando venían al pueblo
-han visto
-y le podrá sacar ese trauma
-eso espero, pero me esta costando mucho tiempo, es un caso muy difícil
-bueno téngale paciencia, nosotras se lo agradeceremos, no es cierto Elelvina
-así es Doña Asunción
-nos podemos quedar a ver como reacciona
-no porque si las ve de golpe se le cae el encantamiento
-vuelvan dentro de unas horas
-pero va ser de noche
-mejor así, en la oscuridad a la luz de las estrellas van a lucir muy bellas
-y si logro mi tratamiento van a ver como se levanta la carpa
-bueno lo dejamos, deseándole suerte que compartiremos con gusto, hasta mas ver
-vayan tranquilas déjenmelo en mis manos
-sabe doña no me gusto el ademán de este flaco, no será un trolo (gay)
-yo pensaba lo mismo, no se si será trolo, pero algo raro le note para mi que nos engaño
-acaso ud creyó que el Evaristo este sentado arriba de melones, hipnotizado empollando huevos de elefantes, para que se le vaya el trauma
-sabe que no, doña
-acompáñeme a buscar el mate y pensemos que podemos hacer

APURADAS POR VOLVER VAN CORTANDO CAMINO Y PASAN POR LO EL VIEJO DON EUSEBIO

-como andan las belleza del campo
-como le va don Eusebio, siempre tan atento
-de donde vienen se puede saber porque están tan alborotadas

MIRANDOSE EN COMPLICIDAD DIJERON AL MISMO TIEMPO

-venimos del rancho del Evaristo
-nos llamo la atención el sonido de una flauta y nos fuimos a ver
-y que han visto se puede saber?
-a un flaco de turbante, creímos que era el encantador de serpientes, pero resulto ser un primo y nos dijo que el Evaristo esta bajo en el influjo de un encantamiento creyéndose
que esta empollando huevos de elefantes
-miren es la primera vez que escucho algo semejante,no si será verdad, aunque creo que el Evaristo no tiene primos y el encantador de víboras, que vino al pueblo se fue esta mañana amargado porque le habían robado la flauta
-y las víboras
-lo abandonaron, cuando escucharon el acordeón del Romualdo tocando un chamame
-y entonces
-quien será el que esta con el Evaristo
-a no ser que sea el curandero del monte
-porque nos dice eso
-porque lo vi pasar disfrazado, me dijo que iba al baile anual de los brujos del valle
-pero si es así porque iría al rancho del Evaristo
-y a lo mejor fue a cargar el termo de agua caliente
-debe haberlo convidado con un mate engualichado y como el Evaristo no es negarse a nada
-si lo sabremos nosotras
-así, y que les pedían
-que nos cantara en la tardecita
-pero pregunto yo, porque se quedo en su rancho y lo metió en una carpa con frazadas
-ahora que hago memoria me estoy recordando, andan diciendo que su mujer se había enamorado de su voz
-que no había como la de él
-en eso la comprendemos no hay como la de él
-¡entonces le esta haciendo una brujería!
-porque no vamos al rancho a ver, pobre Evaristo
-bueno las acompaño, yo me encargo de ese flaco curandero
-esta bien don Eusebio
-y nosotras lo sacamos de la carpa al Evaristo
-tengan cuidado mire que puede estar en trance
-y entonces
-háganlo despacio para no sobresaltarlo
-bueno vamos

LLEGAN LOS TRES AL RANCHO ANSIOSOS POR VER LO QUE SUCEDIA

-que anda pasando acá
-don Eusebio ud?
-si yo que paso con el Evaristo
-bueno pase que le cuento
-ustedes esperen afuera
-bueno lo escucho
-le vine a dar una lección
-por mujeriego, querendón y cantor
-se puede saber que lección le ha dado
-lo he hechizado, compre melones y lo he sentado sobre ellos adentro de la carpa como Adán en el paraíso, creyéndose que iba a empollar huevos de elefantes
Y cuanto le dura el hechizo?
-hasta la medianoche cuando el frío de los melones le contraiga los sentimientos
-pero eso es perverso, el fresco le va a llegar a la garganta y no podrá cantar
-lo se por un tiempo así va quedar, odiando a las mujeres, pero este Evaristo por lo menos a la Gumersinda no me la va ir joder mas con su voz de cantor
-pero me han dicho que fue ella quien quiso oírlo cantar
-vea por las dudas a ella también la hechice
-y que le hizo se puede saber
-esta subida en la tranquera de mi rancho y se cree una lechuza
-y que hace
-shhhhhhhhh…..chista con los ojos abiertos y cuando escucha un ruido mueve los
brazos
-bueno ya casi son las 12 de la noche
-es cierto, bueno me voy a mi rancho a ver si bajo o no a la Gumersinda
-y dígame es cierto que se la va el embrujo a esa hora al Evaristo
-así es don Eusebio minutos mas o minutos menos se despertara
-y si no lo hace
-acá le dejo embotellado un brebaje de yuyos que hice en mi rancho, no lo use si se despierta, mire que es muy potente
-porque?
-yo lo uso para que los caballos tomen fuerzas y salgan relinchando a correr a las yeguas por el campo
-arrójelo en el arroyo sino lo necesita
-esta bien, confío en lo que ud me dice

DESAPARECIENDO EN LA OSCURIDAD DE LA NOCHE EL CURANDERO, DON EUSEBIO LLAMA A LAS DOS COMADRES

-Doña Asunción y Doña Etelvina, ya pueden pasar
-escuchamos lo que hablaba y estamos preocupadas
-bueno vamos abrir la carpa
-no lo hagan esperen que sean las 12 miren que esta en trance
-pero a mi mata la curiosidad y si el curandero se le fue la mano y lo deja así para siempre
-no porque me dejo esta botella con yuyos
-pero yo no lo creo a este curandero
-ni yo tampoco, el pobre Evaristo puede atado y amordazado
-bueno apague las velas y vayan tanteando con las manos adentro de la carpa
-Doña Etelvina vaya por atrás y ud Doña Asunción por adelante y digan que van encontrando
-bueno
-con mucho cuidado no hagan ruido
-Don Eusebio estoy tocando cosas redondas
-deben ser los melones, doña Etelvina
-y ud Doña Asunción estoy tocando algo peludo
-esas deben ser las piernas del Evaristo
-Don Eusebioooooo…..
-porque grita mujer, hable despacio
-es que nació un elefantitooooo
-porque me dice eso, sí sabe que es imposible, que es un embrujo
-será un embrujo, pero yo toco una trompita
-bueno sálgase de ahí y venga hasta donde estoy

DIERON LAS 12, LA CARPA EMPEZO A DESMORONARSE

-el Evaristo transpirado se levanto y tapándose con un melón quería hablar pero no le salía la voz
¡No sienta vergüenza!, que acá estamos nosotras y Don Eusebio para ayudarlo

-Con sus ojos rojos y alterados, el Evaristo agarro los melones y empezó a tirarlos contra las comadres
-corramos Doña Asunción que esta loco, si Doña Etelvina esta bajo la influencia del hechizo todavía.

LLEGANDO AL RANCHO TODAS TRANSPIRADAS Y SOFOCADAS SE DEJAN CAER EN LAS SILLAS DE LA COCINA DEL RANCHO DE DOÑA
ASUNCION

-que odisea que hemos pasado, quien iba a decirlo
-tiene razón, parece obra de mandinga, no lo puedo terminar de creer
-se le pasara el hechizo al Evaristo
-no lo se, pero hasta que lo no lo oiga cantar, ni me vuelva a recordar
-y don Eusebio? , con la corrida ni me di cuenta que fue de él
-yo lo vi salir atrás nuestro, atravesando el campo y a los gritos
-que le habrá pasado,
-no lo se pero iba eufórico
-me pregunto porque el Evaristo se las tomo con nosotras
-tampoco lo se, pero no me hable mas de hombres esta noche, quiere un pastelito
-me escucha, comadre, oigaaaa me esta escuchando, en que se quedo pensando
-en la trompitaaaaaaaaaa

Continuara…….

Eduardo Nieto Mùjica

miércoles, 17 de diciembre de 2008

INVITACION A UN BAILE



EN EL RANCHO DEL EVARISTO
¡Don Evaristo!
-Donde se ha metido mi gaucho
-Aquí me ando entre los yuyos Doña prudencia
- y como anda
-suelto y con zapatillas de piel de conejo
-se puede saber que esta haciendo, se lo ve algo extraviado
-no vaya a creer ando orientalizado y feliz como chino en los arrozales
-y sus botas de potro?
-quedaron en el ropero como recuerdo
-Y porque?
-porque ya me temblaban las piernas con ellas
-no sabia que cabalgaba todavía
-es cierto ya no cabalgo como antes
-y entonces
-los pensamientos doña, me ponían loco
-porque? Don Evaristo
-me acordaba de mis tiempos mozos y ahí nomás las piernas se movían de emoción
-zapateaba o cabalgaba mucho
-vea las dos cosas
-no tendrá el mal de los olvidos?
-por el contrario
-tengo el mal de la batata
-y se puede saber cual es ese mal
-cuando uno puso en la vida muchas batatas la cintura ya no le responde
-no me diga que no puede doblarse
-por el contrario doblar puedo, no que puedo es enderezar
-y no hay remedio para eso
-si me han dado unos yuyos por eso me encontró regándolos
-y le dan resultado
-todavía no lo se, dicen que al cabo de 5 días se empieza a sentir los efectos
-y cuantos días lleva Don Evaristo
-con el te de mañana ya los cumplo
-y bueno dígame a que debo su visita
-le he traído una invitación
-y ese nido que trae en la cabeza, anda en caza de pájaros
-no es un nido, son ruleros térmicos para estar mas hermosa
-para mi que ud tiene el mal de la cotorra
-porque me dice eso?
-por el abanico que usa de su abuela española y el aloe vera que veo en su campo
-pero no se aflija que para todo hay solución
-y bueno cuénteme de que se trata la invitación
-he pensado en celebrar el día de la raza
-pero todavía no es la fecha doña
-no importa la hago por adelantado, para que ud venga y se divierta un rato
-y como vamos a divertirnos
-bailando un poquito, así mueve sus piernas de gaucho
-y que gente ha invitado
-a ud solamente
-no me tiente que me falta un té y a que hora ha de ser
-a la nochecita
-pero no hay luz por la noche, Doña
-hay velas Don Evaristo y hasta que ardan bailaremos
-me esta gustando la idea Doña
-no se olvide de sus botas de potro y ponerse una colonia
-para nada si después del té me escucha pegar un grito vaya flexionando las piernas y moviendo las caderas.
-no me ha ilusionar Don Evaristo que no me dan las manos para abanicarme
-y a mi para tomar un te por adelantado
-me voy a preparar unas empanadas para agasajarlo, cuídese
-vaya tranquila Doña que mañana estaremos de milonga

REFLEXION:

LLENA EL CORAZON DE ESPERANZA Y AL ALMA VESTIDLA CON FE
QUE EL AMOR ES EL MEJOR REMEDIO PARA VOLVER RENACER
Eduardo Nieto Mújica (lalo)